Historia de la literatura colonial de Chile, Volume 3

Voorkant
Impr. y liberia del Mercurio, 1878
 

Wat mensen zeggen - Een review schrijven

We hebben geen reviews gevonden op de gebruikelijke plaatsen.

Geselecteerde pagina's

Overige edities - Alles weergeven

Veelvoorkomende woorden en zinsdelen

Populaire passages

Pagina 143 - Ivntamente con la Doctrina Christiana, y Cathecismo del Concilio de Lima en Español, y dos traduciones del en la lengua de Chile, que examinaron, y aprobaron los dos Reverendissimos señores Obispos de Chile, cada qual la de su Obispado.
Pagina 66 - Sacó un mono hecho pedazos, De una figura infeliz, Con una sobrepelliz Compuesta de mil retazos; Tenía por embarazos Sotana, poncho y gabán, En fin, era un charquicán De inservible trapería, Y un letrero que decía: Este es el doctor Morán.
Pagina 63 - Tú responderás que en mí se encuentra toda maldad; yo confieso la verdad, la materia de algún modo, pues cuando yo me acomodo a vivir con modo injusto, pierdo a Dios, mas no mi gusto, pero tú lo pierdes todo. Tú estás pasando una vida que no es vida en propiedad, porque tu incomodidad es notoria...
Pagina 61 - Ya no hay estrado ni mesa Donde no se hable de ti, Pues no se ha visto hasta aquí Tan trabucada cabeza. ¿No es mejor que te destines A cuidar sólo de ti, Y no andes de aquí y de allí Poniendo a todos pasquines?
Pagina 122 - ... diez octavas, por lo cual el poeta lus llama decadas heroica. chabacanas, que pueden tener alguna curiosidad como documento de costumbres (i), pero que poéticamente nada valen. La colección más extensa y notable de este género es la Ensalada poética jocoseria, en que se refiere el nacimiento, crianza y principales hechos del célebre D. Plácido Arteta, compuesta por un íntimo amigo suyo, tan ignorante de las cosas del Parnaso que jamás ha subido á este monte, v aun apenas llegó alguna...
Pagina 130 - To which are added, Notes from the Spanish and French Versions, and two Appendixes, by the English Editor; the first, an Account of the Archipelago of...
Pagina 88 - Y a unas las tomaban mal, ya otras echaban al suelo, y algunas, bien embarradas, eran de la risa objeto. De este modo nos pasaron, con tumultuoso ardimiento, a una quinta que contigua se hallaba más del convento.
Pagina 183 - a que tengo el honor de pertenecer, decía, y de la cual durante los últimos cinco años no he recibido más noticia de que existiese que la citación tardía que sus miembros solemos recibir para nombrar decano cada dos años, o para designar de tarde en tarde un colega que no asistirá nunca a la Facultad, en reemplazo de otro que ha desaparecido de la vida sin haber asistido, tampoco, por su parte, sino el día de su incorporación».
Pagina 64 - ... perderás, pues perderás este mundo, i en un infierno profundo el alma te tostarás. Un hombre que no se sabe si es seglar o monigote, indefinible pegote en quien todo refrán cabe; que no es pez, bruto ni ave, trasgo, fantasma, ni duende, en fin, uno que pretende solo como el can morder ¿quién ¡diablos!
Pagina 62 - ... poco de Dios tiene hombre que es murmurador. Tú, sin saber predicar, no hai sermon que no motejes, ni obra ninguna que dejes de morder i criticar; Moran, esto no es estar sirviéndole a aquel buen Dios; recuerda, hombre, vuelve en vos, deja esa vida altanera, mira que allá se te espera un castigo muí atroz.

Bibliografische gegevens