Poesías

Voorkant
Alegría y Charlain, 1843 - 123 pagina's
0 Recensies
Reviews worden niet geverifieerd, maar Google checkt wel op nepcontent en verwijdert zulke content als die wordt gevonden.

Vanuit het boek

Wat mensen zeggen - Een review schrijven

We hebben geen reviews gevonden op de gebruikelijke plaatsen.

Geselecteerde pagina's

Overige edities - Alles bekijken

Veelvoorkomende woorden en zinsdelen

Populaire passages

Pagina 29 - Pues, ¿qué podrá decirse de quien de versos llenos de aspereza, no quiere arrepentirse, y para tal dureza anda sacando fuerzas de flaqueza? Señor, unos dejaron fama en el mundo por lo que escribieron, y de otros se burlaron, que en obras que hicieron ajeno parecer nunca admitieron.
Pagina 100 - ROSA BLANCA La luz del día se apaga; Rosa blanca, sola y muda, Entre los álamos vaga De la arboleda desnuda, Y se desliza tan leve Que el pájaro, adormecido, Toma su andar por ruido de hoja que la brisa mueve. Ni para ver en su ocaso Al sol hermoso un instante Ha detenido su paso Indiferente y errante. Ni de la noche llegada A las tinieblas atiende, Ni objeto alguno suspende Su turbia incierta mirada. Y ni lágrimas ni acentos, Ni un suspiro mal ahogado Revelan los sufrimientos De su espíritu...
Pagina 29 - Señor, de aquella, cuya beldad de vos fuere cantada! que vos daréis con ella, do verse sepultada tuviese por mejor que ser loada; que vuestra musa sola basta a secar del campo la verdura, y al lirio y la viola do hay tanta hermosura estragar la color y la frescura. Triste de aquel cautivo que a escucharos, señor, es condenado, que está muriendo vivo de versos enfadado ya decir que son buenos es forzado.
Pagina 30 - ... medito. Si eres ardiente, inamovible hoguera, *> ¿dónde el centro descansa de tu lumbre?; si eres globo de luz, ¿cómo en la cumbre no giras tú de la insondable esfera? ¿Por qué la tierra sin descanso rueda...
Pagina 28 - Marte airado mirándoos se ha reído de veros tras Apolo andar perdido. ¡Ay de los capitanes, en las sublimes ruedas colocados, aunque sean alemanes, si para ser loados HERNANDO DE ACUÑA fueren a vuestra musa encomendados!
Pagina ix - ... versos pintan su corazón, su gusto, su edad, su estado, su posición social y hasta la noble compostura de su semblante; sus versos son ella misma. Cuando saluda la feliz llegada de la primavera; cuando se despide del asilo de su niñez; cuando observa á un niño que busca un pájaro; cuando dirige sus palabras á las nubes, á las estrellas, á las flores, siempre los ecos de su voz llevan entre los rasgos del ingenio el encanto de la bondad, del candor y de la ternura; su tono melancólico...
Pagina 101 - ¡Tal vez de tantos gemidos Tiene el corazón postrado! ¡Tal vez sus ojos rendidos Están, de mal tan llorado! Tal vez no hay un pensamiento En su cabeza marchita, Y en brazos del desaliento Ni oye, ni ve, ni medita. El poeta, "suave rosa" Llamóla, muerto de amores... ¡El poeta es mariposa que adula todas las flores! Bella es la azucena pura, Dulce la aroma olorosa, Y la postrera hermosura Es siempre la más hermosa. En sus amantes desvelos La envidiaron las doncellas; Mas, ¡ay!, son para los...
Pagina 88 - Canta, canta dulcemente con la tierna compañera tus amores: verás tu arrullo inocente dar más vida a la pradera ya las flores. ¿Mas por qué si regalado tu murmurio en mis oídos desfallece, el pecho mío turbado, a tus lánguidos gemidos se estremece? ¿Será que yo también como tú siento esa ternura que tu seno oprime, y el dulce sentimiento que de inefable amor tu acento exprime? Con nuevo ruego el corazón se anima, al escuchar tu canto apasionado; ¿será que también gima en amoroso lazo...
Pagina 78 - Cándida rosa, iguala a tu hermosura, La suavísima tez y la frescura Que brotan de tu faz resplandeciente? La sonrosada luz de alba naciente No muestra al desplegarse más dulzura, Ni el ala de los cisnes la blancura Que el peregrino cerco de tu frente. Así...
Pagina 28 - De vuestra torpe lira ofende tanto el son, que en un momento mueve al discreto a ira ya descontentamiento y vos sólo, Señor, quedáis contento.

Bibliografische gegevens