Cambridge Readings in Spanish Literature

Voorkant
James Fitzmaurice-Kelly
The University Press, 1920 - 325 pagina's
 

Wat mensen zeggen - Een review schrijven

We hebben geen reviews gevonden op de gebruikelijke plaatsen.

Overige edities - Alles weergeven

Veelvoorkomende woorden en zinsdelen

Populaire passages

Pagina 44 - ¡Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruido, y sigue la escondida senda, por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido ! Que no le enturbia el pecho de los soberbios grandes el estado, ni del dorado techo se admira, fabricado del sabio moro, en jaspes sustentado.
Pagina 46 - Aquí la envidia y mentira me tuvieron encerrado. Dichoso el humilde estado del sabio que se retira de aqueste mundo malvado, y con pobre mesa y casa en el campo deleitoso, con sólo Dios se compasa, ya solas su vida pasa ni envidiado ni envidioso FRANCISCO DE LA TORRE Pocos datos biográficos.
Pagina 85 - Este es el día, ¡oh Sancho!, en el cual se ha de ver el bien que me tiene guardado mi suerte. Este es el día, digo, en que se ha de mostrar tanto como en otro alguno el valor de mi brazo, y en el que tengo de hacer obras que queden escritas en el libro de la fama por todos los venideros siglos.
Pagina 113 - Belén, hoy son flores y rosas, mañana serán hiél. Lloráis entre las pajas, de frío que tenéis, hermoso niño mío, y de calor también. Dormid, Cordero santo ; mi vida, no lloréis; que si os escucha el lobo, vendrá por vos, mi bien. Dormid entre las pajas que, aunque frías las veis, hoy son flores y rosas, mañana serán hiél.
Pagina 197 - Antonio de. — Historia de la Conquista de Mexico, Poblacion, y Progressos de la America Septentrional, conocida por el nombre de Nueva España.
Pagina 84 - Quijote-, que las cosas de la guerra, más que otras, están sujetas a continua mudanza: cuanto más, que yo pienso, y es así verdad, que aquel sabio Frestón que me robó el aposento y los libros ha vuelto estos gigantes en molinos por quitarme la gloria de su vencimiento: tal es la enemistad que me tiene: mas, al cabo al cabo, han de poder poco sus malas artes contra la bondad de mi espada.
Pagina 228 - Del precipicio altísimo: mil olas, Cual pensamiento rápidas pasando Chocan, y se enfurecen, Y otras mil y otras mil ya las alcanzan, Y entre espuma y fragor desaparecen. ¡Ved! ¡llegan, saltan! El abismo horrendo Devora los torrentes despeñados: Crúzanse en él mil iris, y asordados Vuelven los bosques el fragor tremendo.
Pagina 233 - ¡Qué! ¿no sentís la lanza estremecerse Hambrienta en vuestras manos de matar? ¿No veis entre la niebla aparecerse Visiones mil que el parabién nos dan? Escudo de esas míseras naciones Era ese muro que abatido fue; La gloria de Polonia y sus blasones En humo y sangre convertidos ved. »¡Hurra, cosacos del desierto...
Pagina 105 - Amarrado al duro banco de una galera Turquesca, ambas manos en el remo y ambos ojos en la tierra, un forzado de Dragut en la playa de Marbella se quejaba al ronco son del remo y de la cadena: «¡Oh sagrado mar de España, famosa playa serena, teatro donde se han hecho cien mil navales tragedias!
Pagina 83 - Don Quijote, que no estás cursado en esto de las aventuras: ellos son gigantes, y si tienes miedo, quítate de ahí y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.

Bibliografische gegevens